17 OCTUBRE
Errores comunes de un Asesor Inmobiliario.
Si estas iniciando en este ramo, acá te mostramos los errores más habituales que se suelen cometer; así podrás aumentar tu efectividad. .
Errores comunes de un Asesor Inmobiliario. Desarrollar la tarea de Asesor Inmobiliario no es fácil, a menudo quienes ejercen esta profesión encuentran muchos obstáculos que pueden ser superados si se basan en su intuición y la experiencia; a fin de marcar la diferencia. Si estas iniciando en este ramo, acá te mostramos los errores más habituales que se suelen cometer; así podrás aumentar tu efectividad.

1.- Empezar a promover un inmueble sin convenio firmado: Para iniciar el proceso de venta de un inmueble es necesario contar con un documento firmado por el propietario en donde se establezca la forma de trabajar de la Agencia Inmobiliaria, el precio de la propiedad, el pago de los servicios, entre otros.

2.- Tomar pésimas fotografías: Una vez captada la propiedad es muy importante coordinar con el propietario el mantenimiento de la misma (limpieza) en el tiempo que se esté promoviendo el inmueble; así como acordar una fecha para acudir a tomar las fotografías que formarán parte de la promoción para la venta en los diferentes medios. A este respecto, hay que tener mucho cuidado que no aparezcan personas, sanitarios sucios o descubiertos o cocinas desordenadas. Tengan siempre en cuenta que: la primera impresión nunca se olvida.

3.- No guardar los datos de los interesados: En este aspecto, es recomendable trabajar en base a un Plan de Ventas; que te permitirá recopilar los datos de los interesados, de manera que puedas gestionar y darle seguimiento al proceso de venta; de igual forma facilitará la tarea de contactar a tus posibles compradores. Tener un sistema y un orden con los datos de tus prospectos es primordial para garantizar el éxito. De nada servirá haberlos escuchado, asesorado y lograr captar su interés para una posible compra si al final no encuentras sus datos para poder darle un seguimiento al proceso.

4.- No conocer la propiedad: No conocer la propiedad es señal de un mal servicio; por ello, es necesario tener a la mano la ficha técnica completa de la propiedad que estás promoviendo a fin de conocer todos los detalles que engloba la negociación de la misma y que te permita estar actualizado para así responder de forma segura y coherente a todas las dudas de los posibles compradores.

5.- Promocionar la venta de una propiedad sin haber hecho un estudio de valor de la misma: La idea no es vender por vender, este aspecto afecta negativamente la imagen del asesor. Lo propio y más importante es que asesoremos al cliente respecto al valor real de su propiedad antes de firmar cualquier exclusiva y esto se puede lograr ofreciéndole un estimado o pre-avalúo; de manera que él y nosotros estemos al tanto de como se están manejando los valores de las propiedades en la zona de acuerdo al mercado actual.

6.- No escuchar al cliente: Concéntrate en conocer los requerimientos de tus clientes y ello lo lograrás al escucharlos sin interrupciones. Es muy importante conocer sus requerimientos; para que así puedas proporcionarles únicamente la información adaptada a sus necesidades; además asesorarlos de acuerdo a su tipo de crédito, zona de interés y presupuesto. Esto les permitirá ahorrar tiempo.

7.- Agendar citas sin haber precalificado el perfil del cliente. Una vez hayas escuchado al interesado, asesorado, y dado seguimiento a sus requerimientos, es importante que antes de agendar una nueva cita precalifiques al cliente, de modo de asegurarte de que sea sujeto a crédito y que esté interesado en adquirir la vivienda en un tiempo no mayor a 2 meses. En caso contrario, puede que pierdas el tiempo y la efectividad de tu trabajo disminuya.

8.- Agendar cita y no registrarla en tu Agenda Personal: A pesar de que en este ramo tenemos múltiples obligaciones que cumplir, no debemos olvidar llevar un registro de todo lo que hacemos en una agenda, eso incluye registrar las citas con los clientes, de modo de no quedar mal ante ellos y afectar tu imagen como asesor.

9.- Dejar de venderte como asesor: La buena presentación es el As bajo la manga, debemos saber que como asesores es importante estar siempre bien presentables, con una vestimenta adecuada a la ocasión. Para venderte como asesor igualmente, es importante también llevar siempre nuestras tarjetas de presentación; a fin de poder ofrecerles a nuestros clientes sean: vendedores, clientes compradores, a nuestros conocidos o simplemente a cualquiera que desee de nuestros servicios.